Menu

Ámate

El amor.

¿Qué piensas acerca del amor? ¿Para ti, donde está el amor?

Todas las personas desean ser amadas. Sin embargo, ¿están dispuestas a amar?

Y ¿por qué tanta necesidad de amor? De amor fuera, del que se mendiga, del que se busca durante años sin ser encontrado. Amor del que se pide… Todo eso no es amor. El amor no se puede describir. Solo se puede sentir. Se tiene o no se tiene.

El amor es universal. Está por todos lados. Desde que amanecemos, podemos elegir vivir desde el amor. Desde la salida del sol, cada mañana. Agradecer que ha llegado un nuevo día, es amor. Desear que hoy vaya a ser un gran día, sea lunes, viernes o domingo.

Ámate

Vivir con amor de dentro a fuera. No de fuera hacia dentro. No podemos esperar a que llegue el amor de fuera, para sentirlo dentro. Cuantas almas confundidas. Cuanta frustración ocasionada. Cuanta soledad imaginada.

Hoy más que nunca, viviendo en un mundo de violencia y dramas, seamos amor. El odio alimenta el odio. El amor alimenta el amor.

Empecemos por las pequeñas cosas. Las más minúsculas. El olor del café por la mañana. Una ducha consciente. Regar las flores de tu terraza y ver cómo se van haciendo más y más bonitas. Sonreírle al vecino del quinto cuando coincidís en el ascensor. Llegar a la oficina y saludar de modo alegre, aunque sea lunes. Preguntar a las personas que te rodean como están…

Son tantas las maneras de hacernos mejores personas. Mejores seres humanos. Al final, la paz en el mundo que todos anhelamos, empieza dentro de nosotros.

ÁMATE. Trabaja cada día por amarte. Por quererte. Por respetarte. Por admirarte. Por cuidarte. Por confiar en ti. Encuentra los valores que te mueven y defiéndelos a muerte. No dejes que nadie te mueva de tu centro. Tu jerarquía de valores no es negociable. Esta es la clave de tu bienestar.

Sólo cuando nos respetemos, lograremos respetar a los demás, sin emitir juicios gratuitos e innecesarios.

Solo cuando nos queramos, sin miedo a aquello que piense el de al lado, siendo nosotros mismos, más que nunca, lograremos querer a los que tenemos cerca. Y a los que tenemos lejos, aquellos desconocidos. De los que no comprendemos ciertos comportamientos o modos de actuar. A los que juzgamos sin tener ni idea de la película de su vida.

Solo cuando sintamos admiración plena por uno mismo, lograremos admirar a los demás. Porque cada una juega su batalla. Y nuestras guerras internas, eso son, guerras sin sentido en las que tu único competidor eres tú mismo.

Solo cuando aprendamos a cuidarnos, podremos cuidar de los demás. Cuídate. Es parte del amor que te corresponde como ser humano. Haz ejercicio, el suficiente para no arrepentirte cuando cumplas los 50. Cuida la alimentación. Amate y ama la vida. Alarga tu vida. De ti depende.

Cuida tu forma de pensar. Mima tus pensamientos. Trabajar tus pensamientos y transformarlos en positivos también significa amarte. La mente también es un músculo a entrenar.

Alimenta tu confianza. Dale vitaminas a la seguridad en ti mismo. A cada instante. Perdónate. Equivocarte también significa amarte. Los errores nos hacen grandes. Gracias a ellos crecemos. Maduramos. Amarte es perdonar tus imperfecciones. Amar tus imperfecciones es aceptarte.

Aceptar es amar la vida. Tal y como es. Con su magia y su dureza. Con sus alegrías y sus tristezas. Con su soledad y su compañía. Con sus milagros y sus dramas. Con sus regalos y sus pérdidas. Con sus cálidas y frías noches. Y sus tiernos y crudos amaneceres.

Ámate. Empieza por ti. La agresividad, la violencia, empieza siempre en uno mismo. Aprende a decir basta. Amate para poder dar amor y transmitirlo al mundo.

Lo que pidas, te lo puedes dar tú. Lo que exijas del resto, hazlo tú primero. Aquello que quieras que ocurra fuera, haz que ocurra dentro. Esta es la magia de la vida. Este es el verdadero milagro.

Como bien dice el lema de este blog:

“Cuando cambias tu interior; el mundo se transforma”:

Transformemos el mundo. Juntos. Unidos. AHORA. Más que nunca.

Gracias por leerme. Gracias por pensar sobre esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.