Menu
Idea Concept On Black Background
Idea concept on black background

Cuando tu sombra te encuentra

Imagina que cada cosa que te ocurre en la vida es tu responsabilidad. Transpórtate a la posibilidad de que tú posees las riendas para que ocurra cualquier cosa que desees. Toma consciencia de que eres tú quien crea tu realidad, quien diseña cada instante de tu día, quien provoca lo bueno y lo malo en tu mundo.

¿Qué sientes?

Intuyo que mucho miedo. No es agradable. Lo normal (¿quien define lo que es y lo que no es normal?) y lo más habitual es que echemos culpas fuera. La otra alternativa duele demasiado. Reconocer que somos nosotros los que nos hacemos daño continuamente es prácticamente imposible para muchas consciencias. Sin embargo, os puedo asegurar que es la sensación de libertad más transparente que puedes experimentar en tu vida.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de oscuridad? ¿Qué significa encontrarnos con nuestra sombra?

Todo lo que no abrazamos de nosotros mismos es lo que reprochamos moralmente a la sociedad. Nuestros demonios internos, heridas no sanadas que llevamos arrastrando dentro.
Lo que hay en el fondo del túnel es una niña o niño indefenso que ha pasado por millones de historias llenas de dolor. Y es que es necesario recorrer todo el túnel por muy eterno que se haga para iluminar nuestras sombras. Para hacer consciente nuestro lado oscuro. Ya sabéis que soy fan de Jung y su famosa frase “Aquello que no haces consciente, se manifiesta en nuestras vidas como destino”.

Todo esto resulta muy difícil de enfrentar sin haber recibido una educación emocional. El lado oscuro conlleva miedo, ignorancia y dolor.

Lo habitual y natural es el rechazo a nuestras sombras. Pero toda esa basurilla emocional que está bien arraigada a tus entrañas es lo que provoca que atraigas personas, situaciones, circunstancias, relaciones que juzgas como injustas y horribles pero imprescindibles para iluminar y hacer consciente ese lado oscuro. Es todo un trabajo de sudor y lágrimas que logrará nuestro desarrollo personal.

Nuestra oscuridad son nuestros defectos, nuestra parte chunga, eso que no nos gusta ni un poquito de nosotros mismos. Sin embargo, ESO también somos nosotros y ESO es lo que también nos hace únicos. Y ESO también debemos amarlo.

Cuando te encuentras con tu sombra… solo ves oscuridad. Y es que para ver la luz, tienes que pasar por la oscuridad. Y es que para brillar, tienes que sentirte de pleno en las tinieblas. El negro solo se distingue porque existe el blanco.

Cuando te encuentras con tu sombra, solo quieres enterrarte en lo más profundo del agujero porque entonces te has dado cuenta de que no era él, ni ella tampoco, ni tu trabajo, ni los amigos que se han distanciado, ni la familia que te hace la vida imposible. No. No hay nadie fuera. Solo existes tú. Y esto duele. Un sentimiento desgarrador al que muy pocos son capaces de enfrentarse.

Cuando te encuentras con tus espinas, míralas de frente, con miedo y pánico, con angustia, con ansiedad, con tristeza, pero sobretodo, con compasión. Somos seres humanos y la vida es solo un aprendizaje. Nos equivocamos y todo es perfecto, porque es la única manera que tenemos de crecer. No hay errores sino lecciones aprendidas.

Cuando te mires en el espejo y no puedas más que quitar la mirada de la rabia que te das, compadécete, ámate, respétate. El amor, la compasión y el respeto hacia a ti, es lo que hará que sientas eso mismo por los de tu alrededor. Es la manera más bonita y sencilla de seguir adelante en paz. Encontrar tu bienestar depende de los ojos con los que te mires a ti mismo. Y según los ojos con los que te mires a ti mismo, así te verán desde fuera. Volvemos a la misma historia de que solo proyectamos. Si te quieres dentro, te querrán fuera.

Respétate, escúchate y siéntete. Siente todo lo que necesites sentir. Todo. Grita, tiembla, llora. Las emociones nos encuentran cuando ya no tenemos más capas de la cebolla para ocultarnos. Conecta con tus emociones y tu mundo se abrirá.

Puedes elegir dar la espalda a tu oscuridad. Quejarte, echarle la culpa al otro y seguir tu camino. Eres libre y es muy respetable. Sin embargo, seguro que ya has experimentado situaciones difíciles y dolorosas en las que parece que te hacen daño. Que van a por ti. Pues bien, es la vida, que solo intenta quitarte la venda que decidiste ponerte sobre los ojos hace muchos años.

La vida repite una y otra vez la historia. Con diferentes protagonistas. Con diferentes escenarios. Aunque te hayas mudado de país. Las tinieblas te persiguen, y así permanecerán hasta que les permitas mostrarte tu luz.

No te resistas tratando de remar a contracorriente. Y no quieras que pase la tormenta rápido, sino sumérgete en ella. Te aviso que sentirás que tu corazón se desmorona en miles de añicos. Pero se hará tan fuerte que ya nada podrá contigo. Porque ya no habrá nada. Ya no existirá la tempestad fuera. Serás tú contigo mismo y tus decisiones.

Si estás en este nivel de consciencia, felicidades, ya eres responsable de tu persona. Bienvenido a una nueva vida libre de culpas y mucho perdón. Te has dado cuenta de que la felicidad depende única y exclusivamente de ti y ese es el mayor regalo que la vida puede ofrecerte.

La vida te trata como te tratas a ti mismo.

Si no lo estás pero has llegado a leer esto hoy, gracias, te estás acercando.

Gracias por leerme. Gracias por existir, yo sin vosotros ni sería ni estaría.

This Post Has 4 Comments

  1. Y yo sin ti ¿ que y como sería ? .Muchas gracias Carmen que camino tan precioso has elegido en ” tú tiempo ” sí libre; libre como toda tú .Enseñarnos estas cosas q solo conseguiremos con ” nuestro quehacer”.Es trabajoso pero la responsabilidad personal es la q en realidad nos conduce a la libertad .A veces dá miedo por parecer exigente pero una vez q vamos conociendo nuestros límites ,ya nos están dando la mano para caminar a nuestro ritmo.Mil gracias bonita .Enhorabuena y por tu generosidad y claridad .Un beso.

  2. Excelente post. Después de esconderme toda una vida de mi sombra, esta ya me encontró y te puedo decir por experiencia propia que el terror es inimaginable causándome ansiedad, dolor y pánico. Trabajo en ello cada día, limpiando, sanando y perdonando…perdonando mucho principalmente a mi. Y como se que eres fan de Carl Jung no me queda más que agregar que cuanta sabiduría resume una de sus grandes frases…. “Nadie se ilumina fantaseando figuras de luz, sino haciendo consciente su oscuridad”…
    Y gracias a ti también por existir.

    1. Muchísimas gracias por compartir tus emociones con el mundo. Eres una valiente! Nada da más pánico como encontrarnos a nosotros mismos y descubrir un montón de sombras que no teníamos idea de que existían. Sin embargo, que gran regalo no? Tener la oportunidad de transformarnos en esta vida… y descubrirnos cada día, a cada instante. Gracias preciosa, me ayuda mucho leerte. Abrazo enorme hasta allá con mucho amor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.