Menu
IMG 1252

Si todo terminara mañana

Tengo la sensación de que la vida no se valora como merece. Que el presente, cuyo significado literal es regalo, no se aprecia lo suficiente. ¿Has pensado alguna vez si cambiarías de actitud en el caso de que todo terminara mañana?. Los accidentes, las enfermedades, las sorpresas… a veces llegan. No hay que ponerse tremendistas. O si. ¿De verdad tenemos que pensar en desgracias para poder valorar nuestras vidas?.

Veo tanta gente sufriendo. Pasan tantas cosas. Y creo que la mayoría de las personas coinciden en que si hubieran sabido lo que iba a ocurrir, hubieran hecho las cosas de una manera diferente. Así que una tarde de martes cualquiera me dio por pensar: Si todo terminara mañana…

Por eso me mantengo más viva que nunca en mi presente y lo considero un verdadero regalo. Y por eso tengo varias alarmas que resuenan en mi teléfono cada día y que me sitúan en ese preciso instante por si algún día me despisto. No os voy a contar todas porque me da vergüenza, pero sí la de las 22.00hrs. La última del día, la de antes de dormir: Revisa tu día y siente gratitud.

Y vuelvo a pensar, si todo terminara mañana, seguiría revisando mi día cada noche y sentiría gratitud. Por todos esos pequeños detalles que llenan mi día. Todos. Los contratiempos que me hacen más inteligente para no meter la pata de nuevo. O si (quien sabe) pero al fin y al cabo llevándome un aprendizaje. Por las maravillas del mundo que puedo ver con mis ojos, cosa que los ciegos no pueden permitirse. Por la magia que ocurre cuando menos lo esperas. Como alguien que te echa una mano cuando más desesperada estás. O cuando te acuerdas de una tontería que te hace reír cuando no puedes parar de llorar.

Volvería a elegir a las personas que llenan mi mundo. Volvería a llamar a esas puertas que tanto me hicieron dudar y que al final se convirtieron en las decisiones más acertadas. Volvería a elegirte a ti, a ti y a ti también porque aunque ya no estéis en mi vida, teníais un papel fundamental que me hizo crecer y ser quien soy hoy. Me equivocaría otra vez. Cogería ese avión. Haría esas maletas. Dejaría todo de nuevo pensando que jamás iba a volver.

Y seguiría parando ante cada flor de mi parque preferido aunque suene de lo más cursi. Le haría más y más fotos a tanto verde que encuentro en mis paseos en la naturaleza. Observaría la luna un poco más tiempo del habitual, con esperanza de encontrar más sombras. Disfrutaría cada sorbo de mis dos cafés mañaneros, el segundo con galletita :). Cocinaría más cantidad de tu plato favorito para escuchar un día más lo rico que está y lo agradecido que estás por contar con ello cada día.

Pediría perdón una  y mil veces más. A mi misma y a los que pude ofender sin más intención. Respetaría todas y cada una de mis necesidades siendo muy consciente de que si no me cuido a mi primero. nunca podré cuidar al resto. Cuidaría mi cuerpo cada día, tomándolo como algo prestado que nos debe durar largos años como medio de transporte para nuestra bella alma.

Y quien dice que todo tiene fin. Si todo ha tenido un comienzo, debe acabar. Sin embargo, me gusta pensar, que todos los finales son misteriosos comienzos llenos de belleza aún por descubrir. Que nada está escrito. Que soy el amo de mi destino y el capitán de mi alma, como decía William Ernest Henley en su magnífico poema, Invictus.

Y seguiría abriendo mi corazón por medio de las palabras escritas, instrumentos de desahogo y cariño hacia el exterior, mientras va sanando mi interior. Volvería a llevar a cabo mi propósito de ayudar a todas aquellas personas que llegan a mi por alguna razón. Llevando a cabo mi labor en el mundo y considerar que todo es perfecto. Manteniendo mi humanidad y mi sensibilidad por encima de todo. Sintiendo que nadie hace daño a nadie sino que somos nosotros mismos nuestros peores enemigos.

Amanece y envuelve cada minuto con un colorido y alegre papel de regalo, porque de esto se trata, de hacerte bonito el presente. Tu a ti mismo, sin esperar que nadie llegue a regar tu propio jardín…

Gracias por leerme. Gracias por existir; gracias por ser y estar. Yo sin vosotros no sería ni estaría.

This Post Has 7 Comments

  1. Lindo “pasaje ” y paisaje te diría, ¡ como me gusta mirar desde el horizonte de tu pluma hacia mi interior!Cuanta enseñanza casi poetica y dulce , sé q es real en ti por q te conozco pero a pesar de ello no dejas de sorprenderme……¡Q crecida lleva el río este otoño…..! Dá gusto conremplar la orilla y fluir agua casi a borbotones. Muchas gracias por dedicar tu escaso y bonito tpo.para nosotros para todos los q estamos deseandolo.Enhorabuena .Besos

  2. Hola Melita.Me encanta tu llamada de atención hacia el presente que es la clave de sol de nuestra vida,.la que desvela la conciencia de ser de la existencia que nos enseña elcamino a seguir iluminado por rayos de conducta y pareceres sacando a relucir las enñseñanzas del pasado y aclarando las dudas de un futuro que se asoma para ofrecer la ruta del posible venidero.
    Es obvio que el pasado ya ha pasado pero enseña a seguir en la esperanza y el futuro ofrece alternativas,pero la
    unica realidad de cada día es el presente que aflora ideas y ejercce de ejemplo y de maestro.
    Mucha atencion y a obrar en consecuencia.

  3. La verdad es que no se que decirte,no me salen las palabras ,pero si se que la lectura de tus escritos me encanta y me hace pensar….Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.